Mientras que Reino Unido encara el cuidado de la población envejecida, el gobierno anunció que los robots cuidadores podrían ser la respuesta para ofrecer apoyo extra. El gobierno lanzó hoy un fondo de inversión de 44 millones de dólares para desarrollar robots capaces de ofrecer apoyo y cuidados a los británicos.


Foto ilustrativa extraída de la web.

Con la expectativa de que una de cada siete personas en Reino Unido tenga más de 75 años de edad para 2040, los llamados robots cuidadores podrían ayudar a ofrecer más apoyo al sector especializado en servicios sociales para adultos del país para quienes más lo necesiten, indica un comunicado del gobierno.

El fondo nuevo será el mayor programa de investigación de Reino Unido dedicado por completo a volver a los sistemas autónomos seguros y confiables para el uso público con una inversión que podría ayudar a desarrollar robots para realizar tareas como ayudar a un anciano a levantarse después de una caída y dar la alarma, llevar alimentos a la hora de la comida y hasta asegurarse de que consuman los medicamentos importantes a la hora correcta.

“Los sistemas autónomos son en la actualidad construidos en las industrias para solucionar desafíos, pero para ser utilizados por las personas necesitan ser diseñados para ser seguros, mantener los datos asegurados y tener un conjunto claro de reglas para que puedan tomar decisiones efectivas”, dijo un portavoz del gobierno.

El programa de vanguardia aplicará la investigación en el diseño, por ejemplo para garantizar que los robots estén mejor protegidos contra ataques cibernéticos y que demuestren principios como respeto, justicia e igualdad, lo que les permitirá eventualmente ser utilizados en lugares como asilos y hospitales.

El gobierno británico ya ha invertido en un proyecto en Bristol que desarrolló un prototipo de un robot llamado CHIRON.

CHIRON está diseñado para apoyar a los adultos mayores con la movilidad y otras discapacidades relacionadas con el envejecimiento. El robot podría eventualmente asistir en cualquier cosa desde llevar una charola de alimentos o bebidas para un paciente, hasta ayudar a aquellos con problemas de movilidad a ponerse de pie desde su silla.

La fase más reciente del proyecto en Bristol Robotics es conducir una investigación para garantizar que estos robots sean confiables y seguros para su uso.

Fuente: Xinhua

Compartí: