Kimberly-Clark y UNICEF se unen para mejorar la vida de casi 2 millones de recién nacidos, niñas y niños pequeños en 16 países de Latinoamérica, incluyendo Paraguay. A través del programa global “Un abrazo para cada bebé” de Huggies, Kimberly-Clark apoyará durante los próximos 3 años los programas de UNICEF sobre desarrollo de la primera infancia.


Miles de bebés en Latinoamérica nacen en condiciones que no son adecuadas para su desarrollo y que pueden poner en riesgo sus vidas debido a la falta de higiene y cuidados. Según UNICEF, un niño o niña muere cada tres minutos de enfermedades prevenibles y el 50% muere en los primeros 28 días de vida.

La mortalidad neonatal en Paraguay es 9 por 1000 nacidos vivos (MSPBS, 2017), lo que equivaldría a tres defunciones diarias. El 50% de los casos ocurre en las primeras 24 horas de vida, aspecto que señala la necesidad de mejorar los controles prenatales y las condiciones del parto, mientras que el 75% ocurre en la primera semana de vida.

El acceso a servicios esenciales de salud, educación y de cuidado puede salvar vidas. Es por eso que Kimberly-Clark, a través de su marca Huggies, se comprometió a apoyar los programas de UNICEF para asegurar que los y las recién nacidos reciban atención neonatal de calidad, crear entornos amigables en maternidades con enfoque de género e interculturalidad y capacitar a los equipos de salud para brindar atención segura y centrada en los derechos de la madre y el niño.

“Una de nuestras prioridades es el bienestar de la primera infancia, de los niños y niñas en su primeros años, porque en esta etapa se sientan las bases de desarrollo del presente y el futuro de estas personas”, destacó el representante de UNICEF en Paraguay, Rafael Obregón.

“Creemos que las alianzas con el sector privado y con empresas como Kimberly Clark son clave para lograr nuestro objetivo de brindar los mejores servicios y cuidados a los niños y niñas”, resaltó.

En este sentido, UNICEF apoyará la implementación de una política de primera infancia y el fortalecimiento de los servicios de salud, protección y y de atención integral a las niñas y niños en sus primeros años de vida, asi como la promoción de pautas de crianza positivas, entre otras acciones. A través de estas iniciativas la organización espera beneficiar de manera directa a 15.000 niñas y niños de Paraguay en diferentes comunidades.

La contribución de US$ 7,2 millones de Kimberly-Clark a UNICEF representa la más grande de la compañía hasta la fecha, y pone de manifiesto el compromiso continuo de ayudar a los bebés a crecer en óptimas condiciones para alcanzar su máximo potencial de desarrollo.

Compartí: