La Justicia de Malasia lo condenó a 34 meses de prisión. A principios de año, un cómplice también había sido sentenciado por el cruel acto de maltrato animal.


Junto con un cómplice, un hombre en Malasia mató a una gata que esperaba crías colocándola en un secarropas en una lavandería. Su caso fue llevado a la Justicia de ese país y tras varios meses fue condenado a 34 meses de prisión, informó la agencia de noticias Bernama.

Los hechos, que tuvieron lugar en una lavandería de la capital de Malasia, Kuala Lumpur, en 2018, fueron filmados por una cámara de vigilancia y provocaron la ira de la sociedad.

“Espero que esta sentencia sirva de lección para el acusado y para el público en general. Para que nadie sea cruel con los animales“, declaró el juez Rasyihah Ghazali.

El hombre de 42 años, identificado como K. Ganesh, fue condenado a prisión el martes después de ser declarado culpable de violar la legislación de protección de los animales.

También fue multado con 40.000 ringgit (9.700 dólares), pero permanece en libertad bajo fianza a la espera de una apelación.

Un primer culpable, un taxista, fue encarcelado por dos años en enero por este mismo caso. Las imágenes de vigilancia de la lavandería se volvieron virales en las redes sociales de Malasia. Allí se observó cuando los dos hombres lanzaron a la gata al secarropas después de poner las fichas e irse.

El cadáver del animal fue hallado posteriormente por un cliente que lo denunció a la policía.

Fuente: TN 

Compartí: