La operación tiene lugar un día después de que el Gobierno francés diera un giro a la derecha al anunciar su nueva política migratoria.


La policía francesa desalojó el jueves dos campamentos de inmigrantes en las afueras de París, un día después de que el Gobierno de Emmanuel Macron anunciara su nueva política migratoria.

Unos 600 policías participaron en la operación de desalojo de los dos campamentos situados en el noreste de París y en el departamento de Sena-Saint Denis, en las afueras de la capital francesa.

Los 1.606 inmigrantes desalojados vivían en condiciones de salubridad deplorables en tiendas de campaña y chabolas, cerca de una zona conocida como “la colina del crack” por el gran número de consumidores de esta droga que hay. Tras la operación policial, los inmigrantes fueron trasladados en autobús a albergues provisionales a la espera de conocer su destino final.

La mayoría de los inmigrantes desalojados proceden de África subsahariana y de Oriente Medio, según precisaron fuentes policiales. “Todos los inmigrantes acogidos tendrán alojamiento y un acompañamiento social, sanitario y administrativo“, aseguró Michel Cadot, prefecto de la región tras la operación policial.

“Aquellos que están en situación irregular serán tratados como todas las personas que están en situación irregular. Aquellos en situación regular, intentaremos encontrarles soluciones de alojamiento, pero prefiero ser claro, no podrán volver a campar“, advirtió Didier Lallement, prefecto de policía de París.

Desde 2015, se han realizado 59 operaciones de desalojo de campamentos de inmigrantes en la capital francesa. Desmantelan un campamento y al poco tiempo los inmigrantes sin papeles montan otro. Para evitar que esto vuelva a ocurrir se reforzará la presencia policial en la zona.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, se trasladó a la zona para seguir de cerca la operación de desalojo. Hidalgo, de origen español, y otros 12 alcaldes franceses publicaron hoy una carta abierta en el diario “Libération” en la que piden ayuda al Gobierno francés para hacer frente al aumento de campamentos improvisados en las ciudades, en los que malviven los sin techo e inmigrantes indocumentados en condiciones deplorables. Entre los firmantes destaca la ex ministra socialista Martine Aubry, que actualmente es alcaldesa de Lille.

El ministro de Interior Christophe Castaner había anunciado el miércoles que la evacuación de estos campamentos de inmigrantes parisinos tendría lugar “antes de fin de año”. Sin embargo, horas después de sus declaraciones, comenzaba la operación policial, que se desarrolló en la calma y bajo la lluvia. Otras operaciones de desalojo tendrán lugar en los próximos mesess en Calais o Nantes, anunció Castaner ante los micrófonos de FranceInfo.

La operación de desalojo de los dos campamentos de inmigrantes parisinos tuvo lugar un día después de que el primer ministro Édouard Philippe anunciara una batería de 20 medidas en materia de inmigración con las que el Ejecutivo francés quiere “retomar el control de la política migratoria”.

Macron ha dado un giro a la derecha en su política migratoria. Entre las medidas anunciadas destacan el establecimiento de cuotas de inmigrantes económicos en función de las necesidades del mercado laboral francés y de un plazo de tres meses antes de que los demandantes de asilo puedan acceder a la cobertura médica pública. Estas medidas han sido criticadas por las asociaciones de ayuda a los inmigrantes.

Fuente: El Mundo

Compartí: