El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, aseveró que Luiz Inácio Lula da Silva "está suelto, pero con todos sus crímenes sobre la espalda", en la que ha sido su primera reacción directa a la excarcelación del ex presidente de Brasil.


Bolsonaro saludó a algunos de sus seguidores a las puertas del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasil, a los que aseguró que “la mayoría del pueblo brasileño es honesto, trabajador, y no va a dar espacio para contemporizar con presidiarios”.

Lula estaba en prisión, condenado a ocho años por corrupción, desde abril de 2018, pese a que aún tenía apelaciones pendientes.

Sin embargo, el Supremo decidió este jueves que una pena solo puede ejecutarse una vez que se agote por completo la posibilidad de recursos y no después de que se ratifique en segunda instancia, que era el caso de Lula y la tesis que prevalecía en la Justicia.

Fuente: EFE

Compartí: