Las Fuerzas Armadas de Bolivia y la Policía Boliviana pidieron este domingo al presidente del país, Evo Morales, que renuncie a su cargo para pacificar al país, sumido en una crisis política y social desde las elecciones generales del pasado 20 de octubre. El comandante en jefe de la institución castrense, Williams Kaliman, y el comandante de la Policía Boliviana, Yuri Calderón, leyeron por separado sendos comunicados, sugiriendo el primero y pidiendo el segundo la renuncia de Morales.


Evo Morales y Williams Kaliman. Foto: Reuters.

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas bolivianas, Williams Kaliman, se ha pronunciado para sugerir la dimisión del presidente Evo Morales «ante la escalada de conflicto que atraviesa el país» y «velando por la vida y la seguridad de la población».

«Luego de analizar la situación conflictiva interna, sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial, permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia», aseveró el jefe militar en rueda de prensa.

Por otra parte, Kaliman ha hecho un llamado a los sectores que llevan a cabo actos de protesta «deponer las actitudes de violencia y desorden entre hermanos» para evitar que se manche «con sangre y dolor» a la población.

Poco antes, Morales había convocado a nuevas elecciones generales en la nación sudamericana «para buscar la paz en Bolivia». «Todo por la vida, todo por la patria, por la democracia y también por la justicia social», manifestó el mandatario.

A primera hora del domingo, la OEA publicó su informe sobre los comicios, en el que reportó «irregularidades muy graves» y pidió la convocatoria a nuevos comicios. En su mensaje, Evo Morales no hizo mención al documento y no confirmó si planeaba competir en el nuevo proceso electoral.

Fuente: EFE, Infobae

Compartí: