Los concejales de la Comisión de Miami-Dade recurrieron este martes al veto del alcalde del condado, Carlos Giménez, a una resolución la cual instaba detener los planes de celebrar en el año 2021 el primer Gran Premio de Miami de Fórmula Uno en la ciudad de Miami Gardens.


«Apoyar mi veto nos otorga de tres a seis meses para que todas las partes involucradas puedan continuar dialogando hacia una solución» en la que están de acuerdo todas las partes, manifestó Giménez a través de sus redes sociales.

La resolución, aprobada el pasado 29 de octubre por la Junta de Comisionados del condado, buscaba restringir los cierres temporales y permanentes de vías en la ciudad de Miami Gardens, a unos 32 kilómetros (20 millas) al norte de Miami.

Giménez además reiteró que está «interesado en que todas las partes lleguen a un acuerdo que traiga la Fórmula Uno a Miami-Dade».

El documento vetado, a la vez ordenaba al alcalde realizar estudios de impacto ambiental sobre contaminación por ruido, aire y tráfico.

Fuente: EFE

Compartí: