El agente fiscal de la Unidad Penal N°2 de Santa Rosa del Aguaray, Néstor Narváez Davalos logró la sentencia de 13 años de pena privativa de libertad para un hombre, quien sometió a su hija de 12 años a abuso de índole sexual.


En el desarrollo del Juicio Oral, el representante del Ministerio Público produjo diversos elementos probatorios que permitieron demostrar al Tribunal de Sentencia la autoría del hoy condenado en el ilícito investigado. Dichas pruebas fueron, documentales, testificales y la declaración de la niña en Cámara Gessell, realizada en carácter de Anticipo Jurisdiccional de Prueba.

Refieren los antecedentes que, el hecho ocurrió el 20 de setiembre del 2015, en horas de la mañana en el interior de la vivienda particular de la víctima. En la ocasión, el hoy encausado aprovechó que la madre de la menor no se encontraba en el lugar para abusar de su propia hija, haciendo uso de la fuerza.

El Tribunal Colegiado encargado de juzgar la conducta del hoy encausado estuvo presidido por el juez Agapito Núñez e integrado por los magistrados Guido Marecos y Karina Von Tumpling.

Compartí: