Las autoridades de gestión de riesgos de Perú y Paraguay han mostrado su interés por conocer el Sistema de Alerta Temprana implementado en Ecuador para detectar y atender emergencias por eventuales tsunamis o desbordamiento de ríos.


Así lo señaló este martes el propio Sistema Integrado de Seguridad ECU-911 en un comunicado en el que informó de que autoridades de Perú y Paraguay visitaron la Sala de Crisis de esa entidad en la localidad costera de Samborondónm, en el suroeste ecuatoriano.

Informó de que delegados de la Dirección de Gestión de Riesgos de Paraguay y del Instituto Geofísico de Perú conocieron de acerca el sistema ecuatoriano de monitoreo y de respuesta a emergencias por fenómenos naturales.

El director del ECU 911, Juan Zapata, destacó la tecnología instalada para casos de tsunami, que permite proteger la vida de más de un millón de personas que habitan en la costa ecuatoriana, que podrían ser evacuadas de forma oportuna.

Zapata destacó el hecho de que Ecuador sea tomado como referente para países hermanos, como Perú y Paraguay, que se interesan por la experiencia en la atención de emergencias aplicado en este país.

La directora del Servicio de Gestión de Riesgos de Ecuador, Alexandra Ocles, afirmó por su parte que la experiencia acumulada por su país también será compartida a otras naciones.

«Han tomado al Ecuador como un espacio de referencia y de aprendizaje en los proyectos que hemos desarrollado, como es el Sistema de Alerta Temprana, que nos permite ir consolidando un proceso en territorio», expresó Ocles.

Miguel Yamasaki, del Instituto Nacional de Defensa Civil de Perú, destacó este intercambio de experiencias, debido a que los dos países son propensos a los mismos riesgos.

«Estamos recogiendo todas las buenas prácticas, pues en Perú estamos también muy próximos a implementar este sistema», añadió Yamasaki.

Francisco Antonioli, director general de Gestión de Riesgos de Paraguay, explicó que aunque su país no experimenta amenazas como tsunamis, sí tienen riesgos de desbordamiento de ríos, por lo que la experiencia ecuatoriana le permitirá reforzar un sistema de alerta sobre ese tipo de fenómeno.

«Siempre trabajamos con el fin común que es salvar vidas» y el intercambio de experiencias es también «una manera de integrarnos, ya que las emergencias no tienen fronteras», manifestó Antonioli.

Desde su creación, el ECU 911 ha recibido la visita de una veintena de países que buscan conocer su modelo, entre ellos Perú, República Dominicana, Honduras y Costa Rica, añadió la entidad ecuatoriana. EFE

Compartí: