Nacionales de siete países murieron en el accidente del Boeing 737 de la compañía ucraniana UIA que se estrelló esta madrugada en Teherán, informó el ministro de Exteriores ucraniano, Vadim Pristaiko.


Según escribió el jefe de la diplomacia ucraniana en Twitter, entre las víctimas del siniestro hay 63 canadienses, 82 iraníes, 11 ucranianos (2 pasajeros y 9 integrantes de la tripulación), 10 suecos, 4 afganos, 3 alemanes y 3 británicos.

La aerolínea UIA canceló hoy por un tiempo «indefinido» sus vuelos a Teherán hasta la aclaración de las causas de la tragedia.

En un comunicado, la compañía indicó que el Boeing accidentado había sido fabricado en 2016 y pasó su última revisión técnica el 6 de enero.

El presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, interrumpió hoy su viaje oficial a Omán para volver a Kiev debido al accidente del avión en Irán.

El mandatario ucraniano expresó sus condolencias a las familias de las víctimas y aseguró que toma la situación bajo su control personal.

A la vez, el líder ucraniano pidió no especular sobre las causas de la tragedia y esperar a la publicación de informaciones oficiales al respecto. EFE

Compartí: