Los duques de Sussex, Harry y Meghan, anunciaron este miércoles que tienen intención de dar "un paso atrás" en sus funciones como miembros de la familia real británica y "trabajar para ser financieramente independientes".


En un comunicado, ambos informaron de que han decidido «comenzar a forjar durante este año un nuevo rol» dentro de la monarquía, al tiempo que subrayan su «completo apoyo a Su Majestad la Reina», Isabel II. EFE

 

Compartí: