Ante el creciente uso de cigarrillos electrónicos o vapeadores, mayormente en personas jóvenes, el Prof. Dr. Víctor San Martín, Neumólogo del Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, explicó que en el dispositivo se emplean productos nocivos para la salud, especialmente produciendo enfermedades respiratorias, que agravados llevan incluso a la muerte y a temprana edad.


“Hay demasiados componentes que los estudios actuales han demostrado que están en el líquido utilizado en los cigarrillos electrónicos y que son perjudiciales para la salud y que afecta a los pulmones”, expresó.

El Docente recomienda a la población en general no dejarse engañar con publicidades falsas sobre el uso de cigarrillos electrónicos. Dijo que el “vape” se inició originalmente como terapia para sustituir a los cigarrillos normales, pero se desconoce aún los efectos a largo plazo del uso de estos dispositivos, por lo cual recomienda no utilizarlos.

El uso de vapeadores empezó hace 50 años, aparentemente para que aquellos fumadores dejen el cigarrillo; y, de tener nicotina inhalando, sin necesidad de tabaco y miles de químicos que son parte de los cigarrillos comunes, aparecieron estos dispositivos”, explayó.

Explicó el Prof. Dr. San Martin que con el tiempo fue cambiando la manera de hacerse los líquidos que se utilizan en los vapeadores, pero en este momento se desconoce qué uno está inhalando. Según informes de la Organización Mundial de la Salud, en algunos casos pueden ser iguales o más dañinas que los cigarrillos convencionales.

Apuntó que si la persona quiere dejar de fumar existen tratamientos mucho más efectivos que intentarlo con el cigarrillo electrónico, que no es un producto recomendable.

Finalmente, el Prof. San Martín recordó la vigencia de la ley N° 5538/2015, donde se establece su uso, comercialización y medidas de protección a la población, como ser la prohibición de venta a menores de edad y del uso del dispositivo en espacios cerrados y públicos.

Compartí: