El exfiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, cuenta con permiso de la justicia para salir de su residencia por motivos laborales.


El juez Julián López había hecho lugar al pedido de la defensa de Francisco Javier Díaz Verón y en su momento le otorgó el arresto domiciliario bajo una fianza real de G. 3000 millones.

A su vez, el pasado 15 de noviembre le dio la posibilidad de trabajar los días martes, jueves y viernes de 8:00 a 15:00. Sobre este punto, el Ministerio Público acompañó el pedido realizado por la defensa de Verón.

Al ex titular de la FGE acusado por supuesto enriquecimiento ilícito se le revocó su prisión preventiva en la cárcel militar de Viñas Cué debido a un informe médico que señalaba que el mismo debía tener un tratamiento de salud permanente.

Así también, meses atrás Estados Unidos le prohibió al ex fiscal y su familia el ingreso de por vida a su territorio por considerarlo “significativamente corrupto”.

Fuente: Judiciales.net

Compartí: