Shakira y Jennifer Lopez protagonizaron uno de los mejores y más movidos shows que se recuerdan en el descanso de la Super Bowl.


Las dos divas latinas pusieron a todo el Hard Rock Stadium a bailar con un ritmo frenético y una sensualidad que elevó la temperatura de todo el estadio. Primero fue el turno de la colombiana, que dio el testigo a J-Lo que entró a lo grande en el escenario. Pero lo mejor estaba por llegar cuando Lopez, enfundada en una bandera de Estados Unidos, compartía escenario con la colombiana en un fin de fiesta por todo lo alto.

Compartí: