Descargar el Audio

A pesar de que los sapos ayudan a disminuir la cantidad de insectos en el ambiente ya que se alimentan de eso, no ayudan a mermar la cantidad de aedes aegypti (transmisor del dengue), debido a que los sapos no consumen mosquitos adultos ni larvas, según el ingeniero agrónomo y ambientalista Luis Recalde, también conocido como Drunken Forest.


“Tener el sapo mismo en la casa es difícil y no es práctico. Tampoco es una herramienta de control de los mosquitos. Los sapos consumen muchas cosas, en su mayoría insectos pero muy pocos mosquitos adultos y no consumen larvas. Puede llegar a consumir algún mosquito pero no es que la mayor parte de su alimentación sea eso. Dentro de su dieta habitual no esta el aedes aegypti ”, explicó el profesional.

Compartí: