La Articulación de Mujeres Indígenas de Paraguay (MIPY) viene desarrollando una serie de encuentros desde el año pasado en busca de consensuar una agenda que tenga en el centro a las niñas, adolescentes y mujeres y este martes 25 de febrero realizó un espacio de diálogo en la comunidad Palo Santo, en la zona de El Estribo del Distrito de Teniente Irala Fernández, en el departamento de Presidente Hayes.


Palo Santo es una comunidad perteneciente al pueblo Enlhet Norte. El encuentro se realizó con el apoyo del Centro de Documentación y Estudios (CDE) y la Articulación Feminista Marcosur (AFM) con la cooperación de UNICEF y Unión Europea.

“Vinimos a esta comunidad porque una de las integrantes de  nuestra organización, Lina López Gómez, nos expuso que una de las mayores preocupaciones de la comunidad es el recurrente suicidio de niños, niñas,  adolescentes y jóvenes indígenas. Nosotras no podemos  ofrecer soluciones mágicas, pero sí un espacio de diálogo entre las mujeres para ver cómo podemos enfrentar y prevenir esta situación que afecta a las madres, abuelas, hermanas, tías y juntas podamos encontrar soluciones”, dijo Tina Alvarenga durante el encuentro que reunió a más de 30 mujeres en la iglesia de la aldea.

¿Qué nos preocupa en la comunidad sobre nuestras niñas, niños y adolescentes?¿Cuáles son las causas de los suicidios en la comunidad? ¿Cómo se puede prevenir? ¿Qué medidas o acciones se pueden tomar para protegerá las NNA en nuestra comunidad? ¿Qué se puede hacer a nivel de familia, comunidad y Estado?, fueron algunas de las preguntas guías para los diálogos en grupos durante la jornada.

“Necesitamos capacitación para nosotras y también para los jóvenes. En mi familia hemos vivido intentos de suicidios en diciembre y en enero. Llegamos a tiempo, pero necesitamos saber qué es lo que les está pasando a nuestros jóvenes y para eso, necesitamos ayuda de profesionales”, dijo en guaraní Marta González, una de las participantes. Aunque la mayoría de los casos son de varones, también hay casos de niñas y adolescentes.

Entre los riesgos para las niñas y adolescentes en la comunidad, las mujeres mencionaron en los grupos de debate la presencia de albañiles no indígenas que molestan a las niñas y adolescentes. Estos albañiles llegan a las comunidades con proyectos de construcciones de viviendas y suelen estar de manera pasajera en la comunidad.

Según datos del Ministerio de Salud, el suicidio no forma parte de las principales causas de muerte en la población indígena, pero los números son más evidentes en algunos pueblos. En el caso del Pueblo Enlhet Norte, pueblo del cual forma parte la comunidad Palo Santo,  desde el 2014 al 2018 se registraron 11 muertes por suicidio; aunque no hay datos aún del 2019 y 2020. El pueblo Enlhet Norte es el quinto pueblo indígena más numeroso del Paraguay, según el Censo Indígena del  2012 registraba una población de 8. 167 personas.

Compartí: