Descargar el Audio

Este viernes la fiscala María Segovia desistió de su posición inicial y finalmente solicitará prisión para Cesar Agüero Cortese, luego de que el mismo haya presentado un “cambio de actitud”, además solicitó resguardo policial para la familia. El hombre fue imputado por violencia familiar, al ser viralizado en redes sociales agrediendo a su pareja en el estacionamiento de un centro comercial. La audiencia será recién el miércoles.


El miércoles 26 la fiscala había solicitado medidas alterativas a la prisión y no prisión preventiva para César Agüero Cortese, argumentando que se tuvo en cuenta ‘el interés superior del niño’.

“Él contactó con la víctima e intimidó a la persona que está dando asilo a la víctima. Él violó lo que le pedimos y entonces ahora pedimos la prisión preventiva pero él no se presentó a la audiencia. Él no se presentó y por eso pedimos que el juez lo declare en rebeldía. A él se le dieron todos los beneficios, fue escuchado”, manifestó.

«En esta situación se ha velado a todos los aspectos que deben ser tenidos en cuenta en un proceso. La ley establece ciertos parámetros para evitar la prisión preventiva y establece medidas para que siga el proceso», indicó.

«Él prefirió ir a una audiencia en lo civil y no a nuestra citación. Yo le pido al juez que tome en cuenta esto pero él lo citó para el miércoles. Si el miércoles él no se presenta, se lo declara en rebeldía. Sí él quiere presentarse antes, lo puede hacer», puntualizó.

Relacionado:

Fiscalía pide medidas alternativas y no prisión para hombre que agredió a su pareja en un shopping

Suspenden audiencia de imposición de medidas para hombre que agredió a su pareja en un shopping

Circuito cerrado muestra el momento en que un hombre agredió a su esposa en un shopping

Denuncian a un hombre por maltrato a su pareja en el estacionamiento de un centro comercial

Madre de la mujer agredida por su pareja en un shopping reclama que no hay resultados: “Me siento muy desesperada”

Habló la madre de la mujer agredida en un shopping: «Mi hija está mal, no es para menos, son 18 años de tortura»

Compartí: