El fiscal Alfredo Acosta Heyn, de la Unidad Zonal de Hernandarias, requirió la rebeldía de los ciudadanos Marcelo Almeida Rodríguez (36) y Janaina Agnelli Martins (32), a quienes imputó por el hecho punible de homicidio doloso de María Luisa Ascona (40) y de su hija Mirian Elizabeth Ascona Rodas. Ambas fueron asesinadas el 25 de febrero pasado.


Con relación al hecho, el representante del Ministerio Público había imputado con anterioridad a Yamil Alcides Cazal Alcaraz, alias “Turkiño”, y Marcelo Eduardo Neila Villalba, apodado “Pauliño», quienes se encuentra recluidos a disposición del Juzgado Penal de Garantías.

Refieren los datos, que el doble homicidio ocurrió el 25 de febrero, sobre la avenida Perú, a unos 50 metros de la Ruta 7, distrito de Hernandarias. En dicha oportunidad, fueron hallados los cadáveres de las dos mujeres en el asiento trasero de un automóvil Toyota Runx, de color plata, con chapa CEO 535. Las víctimas fallecieron por asfixia mecánica por estrangulamiento, según la médica forense, Dra. Ramona García. En tanto, que en el asiento delantero estaba una niña de 4 años, hija y nieta de las víctimas. La menor no presentaba rastros de de violencia física.

En el marco de la investigación del hecho, Ever Fernando Sosa Prieto, pareja sentimental de Mirian Acosta, prestó declaración ante la Fiscalía y manifestó que el 24 de febrero, en horas de la mañana, la mujer recibió un mensaje telefónico de parte de su patrona, de nombre Janaina, quien le encargó la limpieza de una casa ubicada en el km 11 Monday. Le indicó que la llave de la casa debía reiterar del poder de «Turkiño» (Yamil Alcides) en el kilómetro 4. La joven le pidió a su madre que le acompañe para ayudarle en la tarea de limpieza.

Sin embargo, en horas más tarde, su concubina le informó a Sosa Prieto que le cambiaron el lugar para buscar la llave de la residencia y que se estaban dirigiendo al km 11 y a partir de allí perdió contacto con su mujer, hasta que apareció muerta juntamente con su madre en la zona de Hernandarias.

Luego, los intervinientes realizaron una serie de allanamientos y requisaron varias evidencias sobre la supuesta participación de los implicados en el doble crimen. Yamil Alcides Cazal y Marcelo Neila Villalba fueron detenidos y ya se encuentran tras las rejas, mientras Marcelo Almeida Rodríguez y Janaina Agnelli Martins siguen prófugos de la Justicia y declarados en rebeldía.

Fuente: Ministerio Público

Relacionado:

Madre e hija halladas en el interior de un automóvil murieron por asfixia y estrangulación

Compartí: