Descargar el Audio

El intendente intervenido de la Municipalidad de Benjamin Aceval, Oscar Duarte aseguró que el interventor debía restituirlo en sus funciones al terminar su intervención pero eso no ocurrió. "La jugada de interventor es como un golpe de Estado contra la institución. La ley dice que el intendente debe reasumir en su cargo, esto es grave", sostuvo Duarte.


«Este es un proceso bastante irregular, a consecuencia de eso tuvimos casi dos meses un intendente ilegítimo que no pudo realizar ningún tipo de actividades, obras o inversiones, estuvo totalmente paralizada», continuó Duarte.

La Cámara Baja debe resolver este año si destituye o ratifica en su cargo al intendente Duarte.

La causa:

La Cámara Baja había aprobado el pedido de intervención municipal por 54 votos. La Junta Municipal y Diputados impulsaron la intervención con denuncias de multas ambientales, malversación de fondos, irregularidades en la ejecución del Fonacide y falta de rendición en G. 300 millones en salud.

Compartí: