La Cámara de Diputados aplazó este miércoles el debate parlamentario del proyecto que buscaba mantener por ley, y no por decreto, la hora de verano, como en Argentina, parte de Brasil y Uruguay.


La propuesta del diputado Sebastián García, del Partido Patria Querida, quedó postergada hasta la próxima semana ante la falta de estudios y consultas a instituciones y organismos que se puedan ver afectados por la modificación.

García se basó en un informe favorable al proyecto de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) y expresó que el ahorro de energía argumentado en el pasado hoy en día «ya no es tal».

«Siempre se creyó que había un ahorro de dinero, lo cual no es cierto; si venimos haciendo la misma cosa de la misma manera vamos a seguir teniendo los mismos resultados», recalcó al señalar que con la hora actual de verano se favorecerá el ocio y el comercio.

En este sentido, agregó que con el horario de verano se permitirá que el centro de Asunción «no muera temprano» durante «la temporada de invierno», y se incentive así el desarrollo del sector terciario, como el gastronómico.

García también aportó argumentos relacionados con la seguridad y señaló que el horario de invierno puede propiciar la delincuencia callejera, ya que oscurece más temprano.

Además, el diputado puso la vista en los países vecinos y se preguntó ante sus colegas cómo «estando en medio» de Argentina y Brasil, Paraguay pueda tener una hora adelantada a la de esos países en invierno.

No obstante, el diputado Arnaldo Samaniego pidió estudiar el impacto del horario de verano continuado en otras instituciones, como el Ministerio del Interior o del Ministerio de Educación, por el horario escolar.

También aludió al informe de la ANDE mencionado por García y advirtió de que «hace referencia solamente a las ventajas en cuanto a la seguridad de las personas en el horario de la tarde o puesta de sol, pero no menciona que la falta de iluminación se trasladaría en horas del amanecer e inicio de las actividades oficiales, laborales, comerciales y educativas».

Ante esta exposición, García pidió a la Cámara Baja postergar el debate hasta la sesión de la próxima semana para contar con la opinión y los análisis de más actores.

El plenario aceptó la petición del diputado y este punto se volverá a tratar la semana que viene.

Paraguay mantiene desde hace décadas y por decreto presidencial una hora de invierno de ocho meses, que comienza el cuarto domingo de marzo, y otro de verano, a partir del primer domingo de octubre cuando se adelanta de nuevo 60 minutos. EFE

Compartí: