La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este jueves de que algunos países no están tomándose en serio la amenaza del COVID-19 y pidió una total implicación de sus gobiernos en la lucha contra la epidemia, en lugar de dejar esta tarea únicamente a sus redes sanitarias.


Nos preocupa que algunos países no estén tomándose el problema suficientemente en serio o que hayan decidido que no pueden hacer nada», alertó en la rueda de prensa diaria el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Esos países, de los que declinó dar ejemplos concretos, «no están mostrando el nivel de compromiso político que merece la actual amenaza que enfrentamos», aseguró Tedros, advirtiendo de que la epidemia de coronavirus «no es un simulacro».

«No es el momento de abandonar o de poner excusas», añadió, insistiendo en que no sólo los ministerios de salud deben poner todos los esfuerzos en la contención del coronavirus, sino que ha de ser un esfuerzo coordinado de toda la red estatal, unida al sector privado.

«Seguridad, diplomacia, finanzas, comercio, transporte, información… todo el gobierno debe estar involucrado», recalcó el médico etíope.

Tedros indicó que en las últimas 24 horas el número de casos de COVID-19 en el mundo se ha elevado a 95.265 (143 más en China y 2.055 en el resto de países), mientras que los fallecidos ascienden a 3.281.

El máximo responsable de la OMS señaló que Corea del Sur, el segundo país más afectado con más de 5.200 casos, está mostrando «signos positivos», con una progresiva reducción del número de infecciones diarias, aunque éstas aún superan el medio millar de nuevos diagnosticados por día.

«Sabemos que la gente está asustada, pero el miedo puede ser gestionado y moderado con información correcta», subrayó Tedros, quien en este sentido anunció el lanzamiento de una campaña de concienciación de la OMS en redes sociales llamada «Be Ready for COVID-19» («prepárate para el COVID-19»).

En la misma rueda de prensa, la epidemióloga de la OMS Maria Van Kerkhove señaló que el caso de coronavirus en un perro en Hong Kong, primero registrado en mascotas, es por ahora único y no parece indicar una transmisión frecuente del coronavirus desde humanos a animales.

También explicó que, aunque es pronto para saber si el coronavirus podría ser estacional y declinar progresivamente en meses más cálidos, su presencia ya en lugares con diferentes climas parece indicar que no será así.

Ante la pregunta de si China, con sus drásticas medidas de cuarentena que afectaron a decenas de millones de personas, debería ser el ejemplo a seguir, los responsables de la OMS insistieron en que cada país se encuentra en momentos de la epidemia diferentes en los que la respuesta podría no ser necesariamente idéntica.

«Hay que aprender las lecciones de China, pero eso no significa que lo ocurrido allí tenga que replicarse en el resto del mundo», concluyó el director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan. EFE

Compartí: