La fiscala Silvana Otazú, de la Unidad Especializada de Delitos Informáticos, se constituyó este viernes en la sede de la Municipalidad de Asunción en el marco de una investigación abierta por la presunta alteración de datos de cuentas catastrales de contribuyentes. Supuestamente este fraude se realizaba a los efectos de disminuir el pago de impuesto inmobiliario.


El equipo que se constituyó en sede comunal colecta documentos en varios pisos del edificio. También se indaga sobre el sistema informático y la base de datos de la municipalidad. Se buscan indicios en un total de 3 departamentos: Informática, Catastral y Recaudaciones.

Compartí: