Los grifos de los hogares de Settecani, una aldea próxima a Módena (Emilia-Romaña, Italia), daban vino en vez de agua el pasado 4 de marzo, informan medios italianos. Muchos habitantes del lugar aprovecharon la circunstancia para embotellar la mayor cantidad de alcohol posible, reportó el sitio web The Local.


Este incidente se debió a una falla técnica en una bodega conectada al suministro público de agua, ya que el mal funcionamiento de una válvula provocó que en lugar de canalizar ese líquido hacia su instalación el vino fluyera en dirección contraria.

Las autoridades locales comunicaron que el incidente se resolvió el mismo día y confirmaron que el vino que llegó a las viviendas era «líquido alimentario no dañino» y estaba «libre de riesgos».

vino-fregadero

A través de su cuenta personal de Facebook, el fabricante explicó lo ocurrido: «Debido a un fallo en la válvula del circuito de la lavado de la línea de embotellado, esta mañana salía vino de algunos grifos de Settecani».

 

Fuente: RT

Compartí: