Un supuesto delincuente que habría utilizado un aparato electrónico inhibidor de alarmas para cometer sucesivos hurtos en contra de automovilistas en la zona de Santa Rita, fue imputado por el fiscal Orlando David Quintana. Se trata de Pedro Antonio Mallorquín Martínez, quien se encuentra recluido en sede policial, a disposición del Juzgado Penal de Garantías.


Según la investigación fiscal, el indiciado habría cometido el primer ilícito el 4 de marzo último, a las 11:00 aproximadamente, en el centro de Santa Rita, en las inmediaciones del supermercado Primavera. Allí, el sujeto habría utilizado el aparato eléctrico para evitar que el señor Ari Dezordi bloqueara las puertas de su camioneta, de la marca Chevrolet S10, año 2018, chapa CFK 481, que dejó estacionada en el lugar para ingresar al local comercial. Luego, el presunto delincuente habría sustraído dos aparatos celulares del interior del vehículo.

Tras cometer este hecho, a las 13:30 del mismo día, el presunto marginal se habría trasladado hasta la avenida «De los Inmigrantes» del mismo municipio altoparanaense, en las inmediaciones de la aseguradora El Comercio, donde nuevamente habría usado el mismo aparato para evitar que el señor Marcelo Antonio Coldebella trancara las puertas de su vehículo, de la marca Toyota Hilux, de color gris, que estacionó frente al referido local comercial. El supuesto ladrón sustrajo del interior del rodado una computadora portátil, con sus accesorios y estuche, para luego escapar del sitio.

Inmediatamente después de la comisión de los dos hechos, el ahora imputado se dirigió hasta la avenida 14 de Mayo, frente a la ferretería Dinámica, donde otra vez habría usado el inhibidor de alarmas para cometer un tercer hecho punible. El hombre presuntamente se introdujo al interior del vehículo VW Touareg, año 2012, de color plata, OBC 671, momento en que fue sorprendido por el propietario Valmir Dos Santos. En ese momento, el presunto delincuente desistió de su accionar y emprendió una precipitada fuga hacia la terminal de ómnibus, siendo perseguido por el dueño del rodado.

Posteriormente, el supuesto ladrón ingresó al supermercado La Querencia, ubicado en la calle José Gaspar Rodríguez de Francia, donde Dos Santos juntamente con el guardia de seguridad del local comercial redujeron a Pedro Antonio Mallorquín Martínez, quien fue entregado a agentes policiales de la comisaría 18ª y quedó a disposición del Ministerio Público. Con la imputación, el fiscal Orlando Quintana requirió la prisión preventiva del sospechado y solicitó 6 meses de plazo para concluir la investigación.

Fuente: Ministerio Público

Compartí: