Las autoridades ecuatorianas confirmaron este viernes un segundo foco de coronavirus, el de un extranjero que visitaba el país y que no está vinculado al círculo familiar o de contacto del primer caso.


«Se trata de una persona extranjera que viajó a Ecuador por turismo», informó el Ministerio de Salud en un comunicado.

El paciente en cuestión ha sido hospitalizado y su pronóstico es «reservado».

Se trata del segundo foco que las autoridades dan a conocer, después del originado por una ecuatoriana residente en España que llegó al país el pasado 14 de febrero.

Del primer foco se contagiaron otras doce personas, la casi totalidad con sintomatología leve, ya que sólo la paciente cero, de 71 años y con pronóstico reservado, se encuentra en un hospital aislada.

El Ministerio de Salud no dio a conocer ni la nacionalidad del paciente, ni su origen, ni donde se ha producido el caso confirmado este viernes.

El comunicado sólo indica que, a causa de la confirmación de las pruebas de laboratorio, otras catorce personas han sido puestas bajo seguimiento y aislamiento, que se suman al más del centenar en la misma situación por el primer caso.

En los últimos días las autoridades ecuatorianas habían incrementado las medidas de control en los aeropuertos para evitar un mayor contagio, y desde el próximo martes se exigirá a los pasajeros procedentes de países como España o Brasil que presenten una declaración de salud en los mostradores de Migración.

Por otro lado, este viernes las autoridades han descartado que un estudiante universitario de la Pontificia Universidad Católica (PUCE), que sufre problemas respiratorios, responda a un cuadro médico de contagio por COVID-19.

Aún así, las autoridades lo mantienen aislado y bajo seguimiento como medida de prevención. EFE

Compartí: