El presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, firmó esta madrugada el decreto con el que se quiere luchar contra la difusión del coronavirus y que aisla a 16 millones de personas que viven en la región de Lombardía y otras 14 provincias italianas.


El decreto, como expresó Conte, impone «sacrificios, a veces pequeños, a veces grandísimos, pero es el momento de la autoresponsabilidad» ante una epidemia que se expande sin freno y que ha causado ya 233 muertos y 5.061 infectados en todo el país.

Estos son los puntos del decreto que divide Italia en dos y que afecta a la región de Lombardía (10 millones de personas) y 14 provincias repartidas en el norte de Italia (Módena, Parma, Piacenza, Reggio Emilia, Rimini, Pesaro- Urbino, Venecia, Padua, Verbano-Cuscio-Osola, Treviso, Vercelli, Novara, Asti y Alessandria):

– Se prohíbe la entrada o salida del territorio, excepto por comprobadas exigencias laborales o extraordinarias como motivos de salud.

– Las personas con fiebre mayor de 37,5 grados deben quedarse en casa y no mantener contactos, con la prohibición absoluta de movimiento de aquellos que han sido detectados positivos de coronavirus.

– Se recomienda promover que, durante este periodo, los trabajadores se tomen vacaciones o permisos.

– Se cierran guarderías, colegios de todos los niveles y universidades tanto públicas como privadas.

– Se suspenden todas las manifestaciones públicas y competiciones deportivas, excepto las profesionales que se tendrán que realizar a puerta cerrada.

– Se cancelan las ceremonias de boda civiles y religiosas y los funerales y para la apertura de los lugares de culto se tendrá que garantizar la seguridad de la distancia entre las personas.

– Se cierran gimnasios, piscinas, estaciones de esquí, centros culturales, discotecas, teatros, cines, pubs…

– Se mantienen abiertos los bares desde las 6.00 hasta las 18.00 horas, pero respetando un espacio de al menos un metro entre las personas, al igual que los restaurantes.

– Se cierran los centros comerciales de tamaño medio y grande durante el fin de semana.

– Se suspenden todos los permisos del personal sanitario y de los trabajadores que sean necesarios para gestionar la crisis.

En el resto de Italia se refuerzan las medidas ya aprobadas y se cierran también los teatros y los museos y por el momento se mantiene el cierre de los colegios y univerisdades hasta el 15 de marzo. EFE

Compartí: