A fin de que las personas privadas de libertad (PPL) puedan reinsertarse al campo laboral, el Ministerio de Justicia y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) impulsan un plan piloto; para el efecto, se realizaron entrevistas a internos que se encuentran en regímenes de semi-libertad para conocer las aptitudes de cada uno de ellos.


Unas 37 personas privadas de libertad, que pasaron por el proceso llevado a cabo por “Incentiva”, quienes mediante entrevistas realizaron diagnósticos que permitieron conocer aspectos conscientes e inconscientes de la persona.

Las entrevistas permitieron medir las aptitudes e intereses de las personas privadas de libertad, sus rasgos afectivo-emocionales y de personalidad, con miras a una reinserción laboral favorable.

“Desde el Ministerio de Justicia, buscamos elaborar un programa a largo plazo y sostenido en el tiempo para acompañar a las personas privadas de libertad en su reinserción social y laboral. Por eso, consideramos de vital importancia comenzar con un plan piloto con las PPL que se encuentran en regímenes de semi-libertad, quienes con las debidas autorizaciones de los Juzgados de Ejecución ya pueden acceder a oportunidades laborales, lo que traería como consecuencia una gran disminución del riesgo de la reincidencia o reingreso al sistema penitenciario”, afirmó la directora de Bienestar y Reinserción Social, Alejandra Mendoza.

Por otro lado, fueron asesoradas de manera individual, a fin de que cada PPL pueda tener pleno conocimiento de sus habilidades psicoemocionales, sus competencias personales, técnicas y profesionales, así como de las áreas de mejora en las que debe seguir con sus labores.

La cartera de Estado abre la posibilidad a las Mipymes o empresas de gran envergadura que quieran colaborar con el proceso de reinserción, con la posibilidad de contribuir a dar oportunidades a personas que intentan reencauzar sus vidas.

Fuente: Agencia IP

Compartí: