Aunque todavía se tiene poco conocimiento sobre cómo será el comportamiento del virus en nuestro clima, se sabe que el COVID-19 tiene poca tolerancia al calor intenso en el medio ambiente, no así en los objetos inanimados, por lo cual se insiste más la protección de contacto que en el resguardo respiratorio, de ahí la insistencia en el lavado de manos en forma frecuente y evitar en lo posible el contacto con objetos.


Ante la falta de experiencia de comportamiento del coronavirus o COVID-19 en climas templados como el de Paraguay, el Prof. Dr. Tomás Balmelli, Infectólogo y Jefe de Servicio de Infectología del Dpto. de Hemato-Oncología Pediátrica del Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, explicó que una vez que cese la enfermedad se podrá determinar con propiedad en qué tipo de clima sobrevive, pues se desconoce cómo se va a comportar este nuevo virus en nuestra temperatura.

Dijo que por el momento se conjetura, por experiencias anteriores de epidemia, como el síndrome respiratorio agudo grave (SARS) del 2003, que el COVID-19 es un virus que se adapta al frío, que resiste más tiempo y se trasmite más fácilmente en temperaturas frías, por debajo de 10 grados. “No sabemos  cómo se va a comportar aún el COVID-19 en climas templados. Lo que conocemos es que tiene poca tolerancia al calor intenso en el medio ambiente, no así en los objetos inanimados, por lo cual se insiste más la protección de contacto que en el resguardo respiratorio, de ahí la insistencia en el lavado de manos en forma frecuente y evitar en lo posible el contacto con objetos

Apuntó además que se debe evitar el contacto interhumano, manteniendo una distancia de un metro aproximadamente para evitar el contagio.

El especialista dijo que la virulencia del contagio no tiene que ver con las condiciones climatológicas, sino la transmisibilidad es la que tiene que ver con el ambiente. “El Covid 19  es un virus que aparece habitualmente en épocas invernales, hay circulación viral en el hemisferio norte en invierno y en el hemisferio sur en invierno. Hoy nosotros tenemos casos importados y un pequeño brote local”

Indicó que en el trascurso de los días se tendrá mayores resultados de los casos sospechosos que se han estudiado para determinar si existen entre los mismos casos autóctonos. Se entiende por autóctono a aquel individuo que se ha infectado por el COVID-19 y que no haya salido del territorio nacional durante los 14 días.

Finalmente explicó que habitualmente el momento de mayor eliminación viral (contagio) se da entre el tercer y quinto día de haber iniciado los síntomas, donde hay mayor excreción o eliminación viral por las secreciones respiratorias a través de la saliva. Lo que se está viendo en muchas regiones y parte del mundo, es que durante el periodo de incubación donde el paciente infectado no presenta síntomas, la eliminación viral es mucho menor que en el periodo estado de la enfermedad, donde uno presenta síntomas como catarro, tos, estornudos, inclusive en los casos más graves de neumonía.

Compartí: