El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se sometió este martes a un segundo examen para detectar el coronavirus, una prueba que fue recomendada por los médicos pese a que un primer análisis que le realizaron la semana pasada dio negativo.


Fuentes oficiales explicaron que, una vez tomadas las muestras necesarias, el mandatario se dirigió al Palacio presidencial de Planalto para continuar con sus actividades habituales.

Pese a los cuidados adoptados, Bolsonaro ha insistido en minimizar los efectos de la pandemia, al punto de que el pasado domingo se sumó a unas manifestaciones, que incluso él mismo alentó, en favor de su Gobierno y en protesta por decisiones del Parlamento o la Justicia que han frenado algunas iniciativas del Ejecutivo.

Bolsonaro estuvo la semana pasada en Miami, donde incluso fue recibido por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la mitad de las 30 personas que integraron la comitiva y regresaron con él en el mismo avión oficial ha dado positivo para el coronavirus. EFE

Compartí: