La Corte Suprema de Justicia, en su sesión plenaria de la fecha, dispuso que las mujeres embarazadas y madres lactantes, tanto policías como funcionarias del Poder Judicial, no presten servicios durante la emergencia sanitaria.


En ese contexto las personas mayores de 65 años, incluyendo magistrados, también estarán exentos de prestar servicios. Esta medida rige para todas las circunscripciones judiciales del país.

En la Sesión Plenaria de este miércoles los ministros de la Corte Suprema de Justicia establecieron «disponer que los magistrados y funcionarios mayores de 65 años, funcionarias y agentes policiales embarazadas y con proceso de lactancia, no acudan a prestar servicios en todas las sedes judiciales del país, en el marco de la emergencia sanitaria».

Igualmente establecen que la Dirección General de Recursos Humanos y la Dirección de Seguridad y Asuntos Internos realicen las gestiones correspondientes para efectivizar esta disposición.

Fuente: Agencia IP

Compartí: