El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, declaró hoy el estado de emergencia en Portugal, una medida que no se tomaba desde hace 45 años, para tratar de frenar la expansión del coronavirus, que deja por el momento 642 contagiados y dos fallecidos en el país.


La iniciativa presidencial fue apoyada por el Gobierno de António Costa y aprobada después por la Asamblea de la República.

El decreto, que entrará en vigor a las 24.00 GMT de hoy, tiene una duración de 15 días, prorrogables, y habilita al Gobierno a la la «suspensión parcial» de derechos y libertades para proteger a la población y atender la crisis provocada por el impacto del Covid-19.

Se trata de una «decisión excepcional en un tiempo excepcional», ha dicho el presidente durante un mensaje dirigido al país para anunciar su decisión en el que ha subrayado que la lucha contra la pandemia «se trata de una verdadera guerra».

Rebelo de Sousa ha reconocido que la sociedad está dividida ante esta declaración, «hay quien lo reclamaba para ayer y quien lo considera prematuro», y la ha justificado por la necesidad de actuar con anticipación frente a una crisis que «va a ser más intensa».EFE

Compartí: