Paraguay, quinto productor mundial de soja, experimentará un repunte en la producción de este grano en la cosecha 2019-2020, aunque la caída de precios de las materias primas no auguran buenos ingresos al sector más dinámico de la economía del país.


Foto: Capeco- Paraguay

El país cerrará esta semana o la siguiente esa cosecha por encima de los 10 millones de toneladas, frente a los casi 8 millones del ciclo 2018-2019, dijo este martes a Efe Luis Cubilla, asesor técnico de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

No obstante, Cubilla mantuvo que el sector no se verá compensado por ese alza, ya que el precio por tonelada «no va a pasar de 250 dólares cuando el año pasado a esta altura estábamos en 350, 340 dólares».

Por ello, estimó que es probable «que los productores vuelvan a tener dificultades con el pago de sus deudas».

El conflicto comercial entre China y Estados Unidos y el temor que ha desatado la expansión global del coronavirus serían los detonantes de esa caída del precio que Cubilla calificó de «alarmante».

Pese a ese repunte de dos millones de toneladas entre una y otra cosecha, Cubilla se refirió a la sequía del último mes como un factor de freno, también para la producción de maíz.

«Hubo una sequía muy grande el ultimo mes, hay lugares donde hace 40 días no tenemos lluvia, entonces la maduración fue imperfecta en el caso de la soja; y el de maíz de segunda o fuera de época se complicó muchísimo por falta de agua», señaló Cubilla.

Este año se espera cosechar alrededor de un millón de toneladas de esa variedad de maíz (el de fuera de época), considerada estratégico para el consumo interno, y en mayo próximo comienza la siembra de trigo, del que Paraguay produce en torno a 500.000 y 600.000 toneladas al año.

El especialista expresó que están atentos a las repercusiones económicas de la pandemia de coronavirus, principalmente de lo que ocurra en Europa, principal destino de la exportación local de granos.

CHINA

Sin embargo, y como cuarto exportador mundial de soja, Paraguay no puede acceder a China, mayor comprador de ese producto, debido a su alianza con Taiwán, considerada una provincia rebelde por Pekín.

«Las autoridades sanitarias chinas piden el certificado de origen de cada embarque, entonces es imposible», dijo.

Al respecto, explicó que lo que llega a China desde Paraguay son aceites y expeller de soja, pero procesados en países como Argentina.

En ese sentido, son muchas las voces que desde el sector privado alientan una apertura comercial y política con el gigante asiático, entre ellas las del sector de la soja y la carne bovina, segunda fuente de ingreso de divisas del país. EFE

Compartí: