El departamento de psicología del Hospital de Clínicas de la FCM-UNA, con especialistas en Salud Mental lanzó una serie de recomendaciones para autocuidado del personal de blanco, abocado exclusivamente a la emergencia sanitaria que actualmente tiene en el país, ante la pandemia COVID-19.


“El autocuidado es primero para poder ayudar”

  • Comer y dormir sanamente. Realizar en lo posible ejercicios de relajación y estiramiento de manera diaria.
  • Buscar momentos de exposición al sol. Realizar actividades que resulten placenteras para uno, como leer, escribir, bailar, realizar manualidades, juegos de mesa y otros. Trabajar con las herramientas necesarias y seguras de modo a no exponerse a situaciones riesgosas.
  • La desconexión es importante. Evitar que las conversaciones se centren exclusivamente en la pandemia.
  • Saber decir no cuando los límites físicos y emocionales son propasados. Saber o intentar expresar el malestar

“Mis emociones son importantes”

  • Cuando sienta miedo, apóyese en situaciones similares. Piense en cuántas veces en su vida ha superado la enfermedad tanto en usted como en sus pacientes.
  • Evitar el pensamiento catastrófico, recurriendo a pensamientos optimistas.
  • Controlar las emociones negativas. Utilizar por ejemple el buen humor como herramienta.
  • Reconocer las emociones y aceptarlas. Apoyarse en su familia, amigos y compañeros.
  • Al advertir somatizaciones como síntomas de estrés, pedir ayuda.
  • Si posee una vulnerabilidad psicológica o emocional, evitar situaciones que lo expongan innecesariamente. Comentar en su equipo de trabajo de modo a fomentar el cuidado entre compañeros.
  • Luego de la Jornada laboral, aprovechar el tiempo con uno mismo. Busque paz y serenidad.

“Tengo compromiso con la calidad y calidez de atención”

  • Entender desde la perspectiva del paciente. Practicar la empatía
  • Tener en cuenta el manejo confidencial de los datos del paciente y familiares.
  • Promover un ambiente de confiabilidad con el paciente.
  • Cuidar las conductas de discriminación y rechazo a personas con sospechas de contagio.
  • La comunicación es imprescindible, utilizar lenguaje claro y sencillo.
  • Recurrir a la literatura científica para brindar información
  • Colaborar con la difusión de información realista y veraz, disminuyendo así temor o pánico.
Compartí: