Descargar el Audio

El doctor Aníbal Filártiga, exdirector del Hospital de Trauma, manifestó que con el fin de la cuarentena no se acabará la circulación comunitaria del coronavirus. Dijo que las medidas restrictivas impuestas por el Gobierno es simplemente una forma de retrasar la expansión y prepararse ante la "avalancha" de contagiados que podría haber. Además, dijo que la geste es insensible, ya que miles de personas mueren por año a causa de otras afecciones.


“No tiene que haber pánico, porque el 90% de la población va a tener afecciones leves, probablemente, y cuando uno piensa que por años se mueren 1.200 accidentados de tránsito, las cifras se apaciguan un poco”, señaló.

“La gente creo que termina el enclaustramiento y todo vuelve a la normalidad; el que piense así, está absolutamente equivocado. Esto va a ser largo. Lo que se está haciendo con el enclaustramiento es enlentecer en todo lo posible la transmisión del virus, de manera a darnos tiempo para prepararnos para la avalancha de pacientes que sí o sí van a ver en un mes, en 15 días o dos meses, yo no sé porque no soy epidemiólogo”, indicó.

“Hay afecciones que matan mucha gente por año y somos insensibles a eso. Se mueren pacientes 1.200 en accidente de tránsito en un año y a nadie parece importarle y se mueren 54 de dengue y todo el mundo pegan grito al cielo y ahora lo mismo va a ocurrir, pero van a ver va a ser el precio a pagar”, criticó.

Se dirigió a la ciudadanía y pidió que se respete las medidas impuestas por el Gobierno a esta “guerra”.

Compartí: