La Asociación Industrial de Confeccionistas del Paraguay (AICP) solicitó al Gobierno, vía nota formal, una batería de medidas extraordinarias para el mantenimiento de 200.000 puestos de trabajo del sector. El gremio cree que la Ley de Emergencia no será suficiente para poder mantener los empleos y recordó que el 80% de los trabajadores del rubro son mujeres madres cabezas de familia.


La mayoría de los socios de la AICP son mipymes. “En la cadena de producción textil, una empresa emplea hasta 600 bordadoras de una localidad. Solo en Yaguarón, hay 5000 familias que tienen micro talleres en sus casas y son lideradas por mujeres con niños”, lamentó Diego Daud, presidente del gremio de confeccionistas.

En una nota, enviada en la fecha al Ministro de Hacienda, Ministerio de Industria y Comercio, de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, la organización sugiere:

  1. Reglamentar el teletrabajo (Home Office) con remuneración del 70% de salario.
  2. Reglamentar la concesión de Vacaciones Adelantadas, sin pago de seguro social.
  3. Acordar mantener la nómina, pagando el 40% de la remuneración a cada trabajador que está en inactividad, liberando el pago de aporte obrero patronal. Que el importe pagado en base a esta modalidad sea imputado contablemente como gasto deducible y/o crédito fiscal a ser utilizado por las empresas para el pago de impuestos como IVA, IRE, IRPC, entre otros.
  4. Pago de aporte obrero patronal con un descuento de al menos el 55% para aquellas empresas que tengan la posibilidad de mantener la nómina íntegramente activa, salvo acuerdo entre la patronal y el sector trabajador.
  5. En el caso de que las empresas no puedan mantener su promedio de facturación mensual comparado al mismo periodo del año anterior, se proceda de forma automática a la suspensión temporal por vía rápida.
  6. El gremio insta al Equipo Económico a analizar incentivos de carácter fiscal (no prorrogas de plazo) como disminución del IVA, IRE, IRPC, para aquellas empresas que estén al día de sus obligaciones tributarias y pagos por servicios básicos. El gremio ya cuenta con algunas propuestas que desea compartir con el Gobierno.
  7. Por otra parte, solicitan que el BCP regule la inserción de productos de crédito en forma inmediata, a través de la Banca Privada y el BNF, para asegurar la concesión de créditos. Enumeran, en la citada misiva, las siguientes condiciones:
  8. Créditos BNF con mínimo requisito documental ágil – ventanillas y capacidad operativa dinámica y efectiva para atender la avalancha de solicitudes. Con las siguientes tasas de interés anual y condiciones:
    1. 0% para pago de salarios
    2. 4% para capital operativo
    3. Ambos con períodos de gracia mínimos de 360 días después del levantamiento de la cuarentena.
    4. Plazos de concesión de máximo 48 horas.

“Solicitamos la celeridad necesaria de las Instituciones involucradas de modo a adecuar las disposiciones generales a la coyuntura actual; y así podamos salvaguardar los miles de puestos de trabajo que dependen del sector”, concluye Daud.

 

 

 

Compartí: