Descargar el Audio

El defensor del Pueblo, Miguel Godoy refirió que gran parte de los asentamientos en el departamento Central se encuentran golpeados ante el paro obligatorio de actividades dispuestas por el Gobierno para evitar la expansión del covid-19.


Señaló que ayuda bastante a las personas que viven en los asentamientos que los militares repartan los alimentos no perecederos que incautaron las aduanas. Acotó que en tres días recibieron 12 mil denuncias relacionados al programa Ñangareko.

“Era un pedido ya de la Defensoría que todos las cosas que están incautadas por el tema de contrabando se entregue a la gente y hoy se ve que los militares están entregando en los asentamientos, la gente se está solidarizando de manera tremenda también. Creo que vamos a vencer en la parte de salud y social, creo que se va a subsanar “, indicó Godoy.

Compartí: