El Centro Nacional de Toxicología (CNTox), brindó recomendaciones para prevenir intoxicaciones en el hogar durante procesos de limpieza y desinfección. Ante cualquier duda llame al 220.418.


Mezclas peligrosas,  más aún en lugares cerrados, puede producir daños en el organismo, algunas de las mezclas son:

1. Lejía (lavandina o hipoclorito de sodio)  con  vinagre: producen gas cloro que producen daño en los ojos y vías  respiratorias; 

2. Lejía (lavandina o hipoclorito de sodio)  con  amoniaco: las altas concentraciones de amoniaco producen hidracina que es altamente tóxica y potencialmente explosiva;

3. Lejía (lavandina o hipoclorito de sodio)  con alcohol  etílico (rectificado y en gel) producen cloroformo y ácido muriático, así como cloroacetona o dicloruro de etileno. Estos compuestos pueden producir daños en el sistema nervioso, pulmones, riñones, hígado, ojos y piel;

4. Agua oxigenada con vinagre Al mezclar se obtiene ácido paracético, que en concentración suficientemente alta, puede irritar e incluso dañar la piel, ojos, garganta, nariz y pulmones.

No olvidar:

– Las soluciones  alcohólicas e hidroalcohólicas son sustancias inflamables;

– Soda cáustica es altamente corrosiva, se debe colocar  en envases y lugares apropiados;

– Los productos de limpieza deben mantenerse  en envases originales, si son diluciones debe indicarse el % de concentración de las mismas con rótulos; 

– En general los productos de limpieza deben  estar  fuera del alcance de los niños

Fuente: Ministerio de Salud

 

Compartí: