Descargar el Audio

El exsenador liberal, Dionisio Amarilla Guirland manifestó que hasta el momento ningún ministro de la Corte ha conformado la Sala Constitucional para estudiar la inhibición de uno de Antonio Fretes. Además, dijo que espera que al terminar la cuarentena se den cuenta que “la vida de los poderosos, de los humildes, de los perseguidos, pende de un hilo” y ellos están para hacer justicia y no guiarse por titulares o llamados de “políticos influyentes”. Reiteró que acudirá a la Corte IDH, y aseguró que su situación se resolverá en cuestión de días.


“Lo mío fue un complot, un pase de factura, una mezcla de celos y oportunismo y por sobre todas las cosas, reitero, creían que los que hoy están remarcando precios en los supermercados como Vierci y compañía le iban a servir de catapulta para posteriormente llegar a espacios más encumbrados y en realidad han obrado con estricto sentido de injusticia”, sostuvo el exlegislador.

Consultado sobre el proceso dijo que “está durmiendo el sueño de los justos. Hasta ahora ningún ministro de la Corte se han puesto los pantalones largos para que se conforme la Sala Constitucional a los efectos de estudiar la inhibición de uno de los ministros de la Corte, concretamente el doctor Antonio Fretes y después resolver la cuestión de fondo”.

«Espero que terminar la cuarentena se den cuenta de que la vida de los poderosos, de los humildes, de los perseguidos, pende de un hilo y que hacer justicia es la obligación que ellos tienen y no precisamente prestarse a los titulares de diarios y llamado de algunos políticos influyentes para no resolver una cuestión que ellos saben se obró fuera de lugar», expresó.

Amarilla planteó en junio una acción de inconstitucionalidad en contra la resolución de fecha 6 de junio de 2019 de la Cámara de Senadores donde se decidió despojarlo de su investidura como senador.

Más datos en: Dionisio Amarilla acciona contra su pérdida de investidura

Amarilla fue expulsado del Senado por supuestamente intentar parar publicaciones que denunciaban un negociado en una licitación del Instituto de Previsión Social.

Compartí: