La pandemia de coronavirus que tiene al mundo entero en vilo ha causado 102.193 muertes, según el recuento global de víctimas que acaba de actualizar la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Cuando el número de infectados se eleva a 1.654.247 y sólo nueve días después de superarse el primer millón de casos, la organización confirmó que se ha superado la barrera simbólica de las 100.000 víctimas mortales.

La OMS es la única entidad multilateral que recibe información y datos oficiales directamente de sus 194 Estados miembros sobre los casos de COVID-1 y utiliza criterios propios de análisis y de inclusión, que pueden diferir de los que utilizan otras entidades que acuden a diversas fuentes.

Con el avance más reciente del coronavirus en Alemania y Francia, y con la difícil situación que viven desde hace semanas Italia y España, el continente europeo sigue resultando el más afectado con más de 840.000 personas que han contraído la enfermedad.

En España los contagios parecen estabilizarse, pero después de días de cauteloso optimismo por la disminución del ritmo de decesos, las informaciones más recientes indican un repunte de estos últimos, mientras que en Italia los dos datos han ido a peor al haber aumentado.

Alemania tiene más de 117.000 casos y Francia 90.000, pero con tasas de fallecimiento muy distintas por el coronavirus: 2.500 en el primero y 13.000 en el segundo.

Al tratar de explicar la contención de muertes en Alemania con respecto los otros países europeos más afectados, los expertos de la OMS han expuesto las diferencias demográficas (Italia y España tienen poblaciones más viejas) y el hecho de que las pruebas de descarte se han estado utilizando de forma masiva y facilitada en el país.

América está cerca de los 580.000 casos, pero más de medio millón corresponden a Estados Unidos, una tercera parte de ellos concentrados en el estado de Nueva York.

Mientras tanto, con un ligero sobresalto se ha recibido la información de que los nuevos contagios en China han registrado el mayor aumento desde marzo, con 99 enfermos nuevos casos reportados, todos ·con excepción de dos- correspondientes a personas procedentes del extranjero.

Estos casos se conoce como «importados» y provocan una situación a la que el Gobierno chino todavía no puede dar solución, tras haber autorizado el retorno de chinos que se encontraban en otros países, luego de que la curva de contagios cayera y se considerase que los casos sospechosos o potenciales estaban identificados, aislados y bajo el seguimiento necesario. EFE

Compartí: