El Programa Nacional de Control del Tabaquismo y Enfermedades Respiratorias Crónicas (PRONATERC) advirtió que las personas que fuman, al igual que los usuarios de sustancias inhaladas, corren mayor riesgo no solo a contraer el SARS-CoV-2, virus que transmite el COVID-19, sino a tener un mal pronóstico en caso de contraer la enfermedad; “riesgos que se suman a los numerosos problemas de salud ya conocidos que de por sí genera el consumo del tabaco”, declara la doctora Zunilda Palacios, directora del PRONATERC.


La neumóloga desalienta en este sentido el uso de pipas de agua y de sistemas electrónicos de administración de nicotina (cigarros electrónicos o vapeadores) y productos de tabaco calentados, ya que pueden actuar para la diseminación de la infección, además del daño que ocasiona su uso.

El abandono tabáquico es la principal medida para proteger al organismo y disminuir el riesgo de ataque del virus pandémico, asegura la doctora Palacios. Para los que deseen llegar a este objetivo se dispone del Fono Ayuda (021) 214-166, desde donde se brinda acompañamiento.

Palacios enfatiza, además, la importancia de mantener los ambientes públicos y privados libres de humo, sobre todo en estos tiempos de cuarentena e insta a las personas con enfermedades respiratorias crónicas a inmunizarse contra la gripe antes del ingreso del frente frío y mantener la medicación de base prescripta por el médico tratante.

Fuente: Ministerio de Salud

Compartí: