Los fiscales Rodrigo Estigarribia y Francisco Cabrera, de la Unidad Anticorrupción, tras el allanamientos en las oficinas administrativas de la Planta de Petróleos Paraguayos (Petropar), fueron recusados por la titular de Petropar, Patricia Samudio, por supuesta falta de objetividad. Los allanamientos fueron realizados en el marco de la investigación acerca de la compra de 5 mil botellas de agua tónica y la supuesta sobre facturación en la compra de insumos (barbijos y termómetros).


Fuente: Ministerio Público.

Relacionadas

Fiscalía allana oficinas de Petropar

Hallan orden de pago de licitación sin fechas durante allanamiento en Petropar

Compartí: