Descargar el Audio

Luis Fretes, miembro de la Asociación de Empresarios Cristianos sostuvo que cada día crece exponencialmente la cantidad de personas que ya que no pueden adquirir alimentos para abastecerse porque ya no cuentan con recursos económicos debido al paro obligatorio de actividades.


“Lo que no es curva aplanada es la demanda del plato de comida, va creciendo exponencialmente. Nosotros empezamos con 2.200 platos y ahora estamos en 22.000, cada tres días íbamos subiendo. La logística fue enorme y crecimos en un proceso donde tenemos también un techo y no queremos llegar a ese techo porque cada día más gente llama de distintos lugares y te piden y no da gusto realmente para gente y niños que están pasando hambre”, indicó.

Fretes comentó que en conjunto con varias personas desde hace un mes  recaudan alimentos y reparten más de 20.000 platos diarios de comida. El sistema de trabajo se basa en recibir la provisión y transferir a las parroquias para que cocinen.

Compartí: