La Embajada Alemana entregó al Ministerio de Justicia en carácter donación 30 máquinas rectas, tres overlocks, tres collaretas, tres cortadoras y tres planchas industriales que serán instaladas en la Unidad Penitenciaria Industrial Esperanza (UPIE) y en la Penitenciaría Regional de Villarrica, a fin de aumentar la capacidad de producción de tapabocas, batas y mamelucos para los hospitales en el marco de la lucha contra el coronavirus.


UPIE y la Penitenciaría de Villarrica no contaban con máquinas de confección propias del Ministerio de Justicia; sin embargo, las personas privadas de libertad (PPL) aportaban en la prevención del COVID-19 mediante la donación de mano de obra para la elaboración de insumos médicos utilizando sus propios aparatos. Con la donación se aumentará la capacidad de producción.

“Nuestro agradecimiento a la Embajada Alemana que apuesta a la reinserción social de las PPL a través del trabajo. Los talleres de estas dos penitenciarias serán ampliados y más personas privadas de libertad ocuparán su tiempo en la confección de insumos médicos y más adelante podrán elaborar cualquier producto de confección”, dijo Alejandra Mendoza, Directora de Bienestar y Reinserción Social.

Las máquinas serán distribuidas de la siguiente manera: 10 rectas, un overlock, una collareta, una cortadora y una plancha para UPIE, mientras que 20 rectas, dos overlocks, dos collaretas, dos cortadoras y dos planchas se entregarán a la Penitenciaría de Villarrica, que su vez distribuirá para el sector masculino y femenino del centro penitenciario.

Cabe resaltar que la Embajada Alemana también contribuyó con la donación de máquinas de confección para la habilitación del Taller Alas que funciona en el Buen Pastor, donde 10 mujeres privadas de libertad realizan trabajo remunerado para la firma Andrea María.

Compartí: