Gente con mascarillas, personas con trajes de seguridad blancos que desinfectan las calles y una pareja que debe escapar de una pandemia, aunque en este caso de insomnio: ese es el punto de partida de "Tóxico", una película argentina que se estrena este jueves en una situación casi profética.


Esta idea, que parece sacada de la pandemia de coronavirus, comenzó a gestarse en la mente del director Ariel Martínez Herrera hace más de una década, cuando se inició la propagación de la de Gripe A (H1N1), y tras varios años de asesoramiento científico nació una película que muchos expertos no consideraban tan de ficción.

«Tiene que ver con que investigamos el caso, no es tan casualidad, lo miramos y había una cierta probabilidad.(…) No a todo el mundo le sorprendió que haya una epidemia», aseguró a Efe el director, aunque reveló que «nunca jamás» imaginaron que se fuera a dar en este momento y que la película es ficción, «no una predicción científica».

DEL GUION A LAS PORTADAS DE LOS PERIÓDICOS

En la elaboración del guion estuvo presente el biólogo Emiliano Aguerreberry, amigo del director, para dotar de realismo a la obra, que ahora ve cómo algunas de sus escenas se replican de forma parecida en las portadas de los periódicos de todo el mundo.

«Lo que a mí me empezó a pasar es que la gente que había visto la película me decía ‘salió esta foto en un diario de Italia, es igual a Tóxico'», señaló.

La historia de la película, que protagonizan Agustín Rittano y Jazmín Stuart, se da en un ambiente «de comedia oscura, como de chiste en tiempos de tragedia», con «escenas que parecían divertidas y que ahora, a la luz de los hechos, no parecen tan divertidas».

«Que ridículo que se vea tan actual algo que en su momento era totalmente absurdo», subrayó el director y guionista, autor de obras como «Alas» y «Aventuras de corazón roto».

La obra entremezcla la evolución de la pareja protagonista, encerrada en la autocaravana que los lleva a un lugar seguro de los contagios de insomnio con reflexiones apocalípticas, en las que se plantean cuestiones como: «Si el mundo se acabara mañana, ¿Plantarías un manzano?»; todo con un toque argentino en el que «no hay nadie salvando nada».

UN ESTRENO ATÍPICO

El estreno, que estaba previsto para el 4 de junio, no podrá realizarse en los cines, que permanecen cerrados, y se hará a las 20.00 (23.00 GMT) de este jueves de forma simultánea en televisión y en la plataforma digital Cine.ar, a cargo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), que ante la situación de cuarentena dispuso «una resolución de emergencia, que es el estreno digital federal».

Martínez Herrera vive este estreno de forma atípica, convencido de que «es un buen momento para llevarle esta película a sus espectadores», mientras trata de conjugar la complicada situación que se vive a raíz del coronavirus con el interés que está despertando su creación.

«Es muy raro todo, todas las sensaciones por las que pasas, todo está mezclado con terminar una película, que es un proceso muy difícil. (…). De repente pasa una crisis social mundial que a tu proyecto le da un envión, es un escenario impredecible y muy difícil de asimilar en muy poco tiempo», valoró el cineasta, que planea seguir el estreno de su obra en el proyector de su casa mientras habla con su familia.

Compartí: