Representantes de ambos países evaluaron este viernes alternativas para compensar la bajante del Río Paraná, en un déficit hídrico histórico que presenta la cuenca. Una segunda reunión está prevista para este martes 28.


En la reunión se evaluáron medidas para obtener 12.000 metros cúbicos por segundo, por 6 días de afluencia, que permita al río Paraná alcanzar una altura de 1.20 a 1.40 metros, aguas abajo de la represa de Yacyretá (hidrómetro de Ituzaingó) que ofrezcan una ventana de salida a productos, informó la Cancillería.
También se evaluaron las proyecciones meteorológicas para la cuenca del Paraná en los meses siguientes, así como niveles de lluvia, variabilidad hidrológica, capacidad de respuesta del sistema de regulación, y otros temas.
Se puso énfasis en la afectación al comercio exterior, particularmente a la cadena productiva y logística, así como a la cadena de pagos, a partir de la importancia de los departamentos de Alto Paraná, Itapúa y Misiones como polos agrícolas.
En el río Paraná a la fecha existen 200 mil toneladas de productos cargados en 10 convoyes de barcazas valuados en 60 millones de dólares. Está pendiente además una exportación de 75 mil toneladas de arroz (de alto impacto en el sector productivo) que representa unos 20 millones, agregó la Cancillería.
La delegación paraguaya estuvo liderada por Didier Olmedo, viceministro de Relaciones Económicas e Integración, acompañado por representantes de la Dirección de Meteorología e Hidrología, Administración Nacional de Navegación y Puertos, Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible, Entidad Binacional Yacyretá, Itaipú Binacional y el representante de la delegación nacional ante la Comisión Mixta Paraguayo-Argentina del Río Paraná.
Fuente: Agencia IP.
Compartí: