A fin de que los pacientes con diagnóstico de coronavirus sean llevados de manera segura a los hospitales, las personas privadas de libertad (PPL) fabricaron una cápsula de traslado con tambor de plástico. El material está preparado para que luego de cada uso pueda ser debidamente desinfectado.


Además del tambor, la novedosa camilla está compuesta por colchón de espuma, carpa transparente y base de metal; el tiempo de fabricación es de 48 horas.

La primera producción quedará dentro de la Penitenciaría Regional de Pedro Juan Caballero; sin embargo, las personas privadas de libertad analizan la posibilidad de fabricar más para distribuirlos en los hospitales del Departamento de Amambay.

El Dr. Carlos López, médico que se desempeña en la sanidad de la penitenciaría y quien verificó el proceso de fabricación, explicó que la iniciativa surgió al ver el sistema de traslado por COVID-19 en otros países. “Vimos imágenes de traslados por coronavirus en países europeos y decidimos armar una cápsula con materiales reciclados que podrán ayudar en gran medida a los hospitales”, afirmó al momento de agregar que con la donación de tambores y los demás componentes se podrá hacer una mayor producción.

Desde la aparición del coronavirus en el país, las personas privadas de libertad aportan en la lucha contra el virus mediante la elaboración de tapabocas, mamelucos, batas y desinfectantes que son donadas a los hospitales. Hoy las PPL suman un trabajo más con la creación de la cápsula para el traslado de pacientes con COVID-19.

Compartí: