Descargar el Audio

Este sábado se dio el alta médica al paciente con linfoma de hodgkin, que recayó después de muchos años y el trasplante era su única oportunidad de curación.


Como no se podía posponer el trasplante por el alto riesgo que implicaba una nueva recaída, se realizo la operación en marzo, ya que alcanzó una respuesta óptima para el trasplante en febrero.

Los profesionales hablaron con el paciente y sus familiares de que esto no se iba a tratar de un trasplante regular por la situación del país, pero que los riesgos de esperar pasar la pandemia eran demasiados elevados.

Como parte del protocolo de la Unidad de Trasplante y en conjunto con el servicio de Epidemiología del IPS y el Laboratorio Central del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social antes de iniciar el trasplante el paciente se realizó la prueba de Covid-19 a pesar de no tener síntomas, como sugieren las guías internacionales, prueba que dio un resultado negativo.

Afortunadamente el trasplante fue exitoso y hoy el paciente está de alta con indicaciones de seguir la cuarentena en el hogar como cualquier otro paciente inmunodeprimido.

Fuente: IPS 

Compartí: