El Gobierno de Argentina dijo que prolongará la cuarentena obligatoria hasta el 10 de mayo con el fin de evitar el incremento de la pandemia de coronavirus en el país sudamericano, informó la oficina del presidente Alberto Fernández en un comunicado.


“Hemos avanzado mucho y algunos de los objetivos que nos habíamos fijado inicialmente hemos podido cumplirlos, pero eso no quiere decir que hayamos resuelto el tema” expresó Fernández en conferencia de prensa.

“Seguimos en medio de una pandemia que esta asolando al mundo y que gracias a Dios en la Argentina no ha tenido la capacidad de daño que ha expresado en otros lugares del mundo”, añadió el mandatario.

Según las últimas cifras oficiales, la nación sudamericana contabilizaba 3.780 pacientes infectados, de los cuales 185 fallecieron.

Fernández también anunció flexibilizaciones en esta nueva etapa de la cuarenta, tales como la posibilidad de que gobernadores puedan dictaminar excepciones al aislamiento tras el cumplimiento de ciertas condiciones sanitarias, y la oportunidad de que los ciudadanos puedan realizar salidas breves que no excedan los 500 metros de su domicilio.

Por otra parte, el mandatario hizo hincapié en que en los grandes aglomerados urbanos, de más de 500.000 habitantes, el aislamiento social continuará como hasta la actualidad.

“Después de esta etapa tenemos previstas dos etapas más (para llegar) al final, al tiempo en que todo quede liberado”, adelantó el mandatario.

El gobierno argentino dispuso el aislamiento social obligatorio el 20 de marzo, aunque previo a esa fecha las autoridades ya habían decretado un cese en las actividades escolares. REUTERS

Compartí: