Partir de la parálisis que conllevó el nuevo coronavirus, uno de los principales efectos se percibió sobre el medioambiente . Según la Agencia Internacional para la Energía (IAE por sus siglas en inglés), las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2) tendrán una reducción del 8% , la mayor caída desde que se tienen registros.


La reducción se explica por la menor demanda de energía: El carbón registró un descenso del 8% por la parálisis de China, los precios del gas se abarataron y las renovables se encuentran en auge, según el sitio Eleconomista de España.

El informe de la IAE proyecta que las emisiones mundiales de dióxido de carbono disminuyan en aproximadamente 2600 millones de toneladas este año.

Eso volvería a colocar las emisiones globales en los niveles de 2010 y provocaría una caída anual en las emisiones que sería seis veces mayor que la observada después de la crisis financiera mundial en 2009, la Gran Depresión o al final de la Segunda Guerra Mundial, según consignó The New York Times.

Fuente: Agencia IP.

Compartí: