La ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, admitió que los trabajadores informales son los más aquejados por las medidas de confinamiento, por ello están abocados en garantizar la protección social de los mismos y dotar de herramientas crediticias a las empresas para sacar adelante al sector.


“Vivimos un día muy especial, el Día del Trabajador más sombrío en la historia del mundo y también del Paraguay, un día totalmente atípico sumido a normas de confinamiento para evitar la propagación de la pandemia. Hoy decimos que no celebramos sino que la vivimos”, expresó la ministra este viernes en entrevista con la 730 AM.

Sostuvo que actualmente se enfrentan dos escenarios, el desempleo y la incertidumbre. En ese sentido, comentó que están trabajando en una serie de medidas para reactivar y reoxigenar sobre todo a las pequeñas y medianas empresas, al igual que a los trabajadores informales, que son los más golpeados por la pandemia.

“Tenemos que trabajar no solo en el empleo sino también en la calidad del empleo, es decir debemos poner en marcha un reordenamiento del mundo del trabajo”, comentó.

Asimismo señaló que la prioridad es la protección social, para asistir a los trabajadores que fueron cesados en sus puestos, que contemplan compensaciones económicas a través del Programa estatal Pytyvõ y del IPS.

Sobre el punto, Bacigalupo explicó que ya ha migrado al Instituto de Previsión Social (IPS)  los datos de 88.000 trabajadores formales suspendidos con la compensación en sus contratos de trabajo, que recibirán subsidio por parte del ente.

“El IPS ya llegó a pagar a 13.000 trabajadores y desde el lunes tras el ajuste de unos detalles técnicos se pagarán de forma más masiva para llegar a los 88.000 trabajadores rápidamente”, subrayó.

También el Ministerio de Trabajo ha dispuesto una plataforma electrónica, además de un asesoramiento a las empresas para avanzar en las etapas de dicho proceso a fin de enviar con celeridad los listados a IPS, para el pago de las compensaciones previstas por la Ley de Emergencia, destinado a trabajadores formales.

La secretaria de Estado precisó que suman 7.000 las empresas que comunicaron la suspensión de contratos de trabajo, de las cuales el 79 por ciento son MiPymes, entre ellos restaurante, empresas dedicadas al rubro del entretenimiento, hoteles, turismo, pequeños comercios, talleres, universidades, empleo doméstico, iglesias, fundaciones y sanatorios privados.

En otro momento, abogó por el cumplimiento de las medidas sanitarias que serán claves para que la cuarentena funcione y de ese modo habilitar a más rubros, de lo contrario adelantó que se volverán a las restricciones iniciales. “Tenemos que aunar todos los esfuerzos, tomar todas las medidas para que en cada ámbito de la vida uno pueda cuidarse como si fuera un Covid positivo”, indicó.

La alta funcionaria estatal detalló que la institución está accionando sobre cuatro ejes que son; el sostenimiento de trabajo, la seguridad y salud ocupacional, la reactivación del empleo y la política de seguridad social, con el objetivo de que el sector laboral pueda salir adelante tras superar la pandemia.

Fuente: Agencia IP.

Compartí: